Una vez abierta la delación de la herencia (llamamiento a heredar), el heredero puede optar por aceptar la herencia pura y simplemente, renunciarla, aceptarla a beneficio de inventario o reservarse el derecho de deliberar.

Lo que puede determinar optar por una u otra solución es que, de forma general, el heredero responde con sus bienes propios de las deudas de la herencia. Y por otro lado que heredar puede resultar muy caro por los elevados impuestos que conlleve.

En cuanto a los impuestos que gravan la herencia, concretamente el Impuesto de Sucesiones, felizmente en la Comunidad Autónoma Canaria practicamente ha desaparecido cuando el fallecimiento haya ocurrido a partir del 1 de Enero de 2016, por lo que no será un inconveniente a tener en cuenta.

Si el heredero tiene el convencimiento rotundo e indubitado de que el causante no tenía deudas, no hay inconveniente en aceptar la herencia pura y simplemente, en tanto que no habrá deudas de las que responder.

Si por el contrario el convencimiento es sobre la existencia de deudas iguales o superiores al activo de la herencia, no habrá duda tampoco, ya que en tal caso deberá renunciarse a la herencia.

Pero cuando existen dudas razonables sobre la existencia de deudas y sus importes, entonces lo aconsejable es aceptar la herencia a beneficio de inventario.

En la actualidad este procedimiento se realiza ante Notario, debiendo aportársele el certificado de defunción del causante, certificado de actos de ultima voluntad y en su caso testamento, asi como una relación del activo y del pasivo conocido de la herencia. El Notario comunicará la existencia del procedimiento a los coherederos y acreedores conocidos, y además dará publicidad al expediente mediante Edictos a publicar en los Ayuntamientos en que residió el difunto o donde radiquen sus bienes. Tras las comprobaciones oportunas finalmente realizará el inventario de la herencia,incluyendo el activo y el pasivo, y finalmente y a la vista de lo anterior, el heredero manifestará si acepta o no la herencia.

El principal efecto que tiene aceptar una herencia a beneficio de inventario es que el heredero responderá de las deudas del difunto exclusivamente con los propios bienes de la herencia, pero nunca con su patrimonio particular. Y eso, ante la duda, es una gran ventaja.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies